DICE IRAK QUE OJIVAS HALLADAS POR INSPECTORES SON INSERVIBLES

Madrid, 17 Ene.- El general Husein Mohamed Amin, asesor militar del presidente Saddam Hussein destacó que el equipo armamentista encontrado por los inspectores de la ONU en Irak es inservible y aseguró que se tenía conocimiento de su existencia.

Mohamed Amin destacó que las cabezas de misiles descubiertas estaban "vacías", que no habían tenido ninguna utilización y que habían permanecido guardadas en cajas selladas "durante casi diez años", de acuerdo con reportes de prensa captados en esta capital.

Confirmó que se trata de 11 cabezas de misiles de 122 milímetros, pero destacó que "su vigencia de uso ha caducado hace tiempo" y que su existencia ya había sido descubierta por la anterior misión de la ONU, que abandonó Irak en 1998.

"La Comisión Especial de Naciones Unidas (UNSCOM, predecesora de la UNMOVIC) conocía la situación y nunca hizo comentario alguno sobre el asunto porque eran cabezas que estaban fuera de uso", informó el asesor militar de Hussein.

Reconoció que el alcance máximo de las cabezas de misiles encontradas este jueves es de 18 kilómetros, cuando la ONU permite a Irak la posesión de cohetes armamentísticos con un radio posible de hasta 150 kilómetros.

Hossam Amin dijo que Irak declaró en 1996 la existencia de este tipo de cohetes, de ojivas, por lo que no era necesario hacerlo nuevamente, destacó que no se tratan de ningún material químico y biológico que represente algún problema.

Este jueves el vocero de la ONU en Bagdad, Hiro Ueki, informó que los inspectores del Consejo de Seguridad de la ONU encontraron 11 cabezas nucleares vicias en un almacén iraquí, a unos 120 kilómetros al sur de Bagdad, pero al parecer en buen estado.

Esta situación sorprendió a los miembros del Consejo de Seguridad reunidos en Nueva York, quienes recomendaron cierta cautela al hallazgo ante la ya cercana fecha para entregar el reporte final de los inspectores sobre su trabajo iniciado en Irak el pasado 27 de noviembre.

El embajador de Estados Unidos en Naciones Unidas, John Dimitri Negroponte destacó en Nueva York que "es una información interesante", pero hay que esperar a tener más información antes de hacer conclusiones.

Por su parte, en Washington, el gobierno del presidente George W. Bush se opone a extender el plazo que tienen los inspectores de armas de la ONU bajo la resolución 1441, para entregar el Consejo de Seguridad su reporte final sobre los programas armamentistas de Irak.

Así lo informó el secretario de Estado, Colin Powell, quien destacó que Estados Unidos considera innecesaria una segunda resolución del Consejo de Seguridad si se determina que Irak posee armas de destrucción masiva.

"Lo que no queremos que ocurra nuevamente es que Irak continúe jugando con el mundo como lo ha venido haciendo en los últimos 12 años", destacó Powell.

La reacción responde a la solicitud de los miembros de la Comisión de Naciones Unidas para el Monitoreo, Verificación e Inspección (UNMOVIC) y de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) que investigan en Irak, que pidieron ampliar hasta el 27 de marzo el plazo para entregar su informe.

Sin embargo, el hallazgo fortalece la posición estadunidense de que no es necesario ampliar el plazo a UNMOVIC.

El próximo 27 de enero es la fecha límite para que los inspectores de la ONU entreguen su informe sobre los trabajos realizados desde noviembre y que incluyó la revisión de algunos de los palacios del presidente iraquí Saddam Hussein.

Estados Unidos ha enviado al Golfo Pérsico cerca de 130 mil tropas, sin embargo tiene previsto enviar más hasta alcanzar la cifra de 250 mil, con lo que doblaría el número de enviados durante la operación estadunidense de 1991 denominada "Tormenta del Desierto".

NTX/SCA/JCM