Levantan cuarentena masiva y se elevan a 30 las muertes

 Taipei, 13 may.- El Gobierno de Taiwán levantó hoy la cuarentena sobre 400 vecinos de Taipei aislados desde el viernes para evitar la propagación de la neumonía atípica, que se ha cobrado ya una treintena de vidas en la isla.

Después de que el lunes 2.000 soldados desinfectaran a fondo el complejo de Huachang, ubicado en el distrito capitalino de Wanhua, las autoridades analizaron el agua y las cañerías del lugar y comprobaron que estaba "libre de virus".

Aunque deberán seguir utilizando mascarillas y tomarse la temperatura a diario, los residentes de Huachang pueden considerarse afortunados, ya que otros vecinos de la zona seguirán en cuarentena al haberse registrado dos casos de fiebre entre ellos.

El pánico cundió en ese distrito después de que, hace apenas diez días, se confirmara que un anciano había muerto por el Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SRAG).

En cualquier caso, el levantamiento de la cuarentena ha sido recibido con alivio entre los habitantes de Taipei, y como un síntoma de que el control de la epidemia ha mejorado.

Como muestra, los grandes almacenes Sogo -que cerraron sus puertas el pasado 5 de mayo porque una cajera mostró los síntomas de la temida enfermedad- recuperaron hoy su bullicio habitual, con rebajas de hasta el 50 por ciento para atraer a los compradores y en medio de una estricta campaña de desinfección.

A pesar de la relativa normalidad en algunos lugares de la capital taiwanesa, el temor a la epidemia ha alejado a muchos ejecutivos extranjeros del territorio.

El gigante informático estadounidense Dell Computer cerró hoy sus oficina en la isla después de que uno de sus empleados resultara contagiado, al tiempo que las empresas automotrices niponas Isuzu y Subaru pidieron a sus ejecutivos que regresen a Japón para evitar el virus.

La alarma también ha cundido en el Hospital de los Tres Cuerpos del Ejército, en Taipei, donde un médico y tres enfermeras han registrado síntomas similares a los de la neumonía atípica, y en la sureña ciudad portuaria de Kaoshiung, donde se teme que un paciente haya propagado el temido coronavirus entre el personal sanitario.

Según los últimos datos del Departamento de Sanidad de la isla, los fallecidos por el SRAG se elevan ya a 30, lo que convierte a Taiwán en el tercer territorio más afectado del mundo, sólo por detrás de China y Hong Kong.

Además, se han detectado otros 13 contagios que han elevado el total de casos a 261.

Al contrario que sus vecinos asiáticos, la antigua Formosa había evitado la epidemia en un primer momento, pero el número de casos se disparó hace dos semanas y comenzaron a registrarse las primeras muertes.

Ello provocó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyera a Taiwán en la lista de territorios afectados y desaconsejara "todo viaje innecesario" a Taipei.

Además de las pérdidas sufridas por la industria turística, las ventas de productos informáticos también se han resentido y compañías como Synex Technology International, la mayor vendedora minorista de productos informáticos en Taiwán, aseguró hoy que las ventas han caído en más del 30 por ciento.

Mientras tanto, en Hong Kong, el más afectado por detrás de China, se han registrado siete nuevos fallecimientos por SRAG en las últimas horas que han elevado a 225 el total de muertes en el territorio.

Además, el número de casos ha aumentado hasta 1.689, después de que el Departamento de Sanidad confirmara hoy seis nuevos infectados.

Por su parte, en Singapur el número de fallecidos se mantiene en 28 y el de infectados en 295, según la OMS.

Y en el resto de la región las cifras continúan invariables: Tailandia y Malasia han registrado cada uno siete casos, de los que dos han fallecido; Filipinas diez casos y dos fallecidos, e Indonesia dos contagios.

En todo el mundo, el SRAG ha causado más de 580 muertes y cerca de 7.600 infectados. EFE

flp/mic/ah/pdp

ICX EXG MUN
SOC:SOCIEDAD-SALUD,SALUD