CONSIDERA EU INMEJORABLE LA COOPERACION ANTIDROGAS CON MEXICO EN 2002

Washington, 01 Feb.- El gobierno del presidente George W. Bush dijo hoy que la cooperación antidrogas entre México y Estados Unidos durante 2002 resultó inmejorable, al manifestar su satisfacción por el nivel que la relación alcanzó en esta área.

"Nuestra relación policiaca y de cooperación antidrogas durante 2002 fue la mejor que pudo darse con los mexicanos", dijo esta tarde ante reporteros el subsecretario de Estado para Asuntos de Narcóticos Internacionales, Paul Simons.

Explicó que "estamos trabajando juntos para desmantalar organizaciones de transporte y tráfico de drogas", además de cooperar en aspectos como la extradición de delincuentes y el combate a la producción de precursores químicos y al lavado de dinero.

Las declaraciones de Simons se produjeron luego que la Casa Blanca dio a conocer la lista de países "certificados y descertificados" de este año a partir de la evaluación de sus esfuerzos contra las drogas.

Como parte de los cambios aprobados por el Congreso al proceso de certificación, el presidente Bush debe someter cada año en noviembre la lista de los países considerados como principales rutas de tránsito o producción de drogas ilegales.

La lista de este año está integrada por Afganistán, Bahamas, Bolivia, Brasil, Burma, China, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Haití, India, Jamaica, Laos, México, Nigeria, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Tailandia, Venezuela y Vietnam.

A diferencia de años anteriores, cuando aparecía una lista de países certificados y otra de "descertificados", ahora sólo figuran los segundos, en lo que implica un endoso tácito de la cooperación de quienes no están incluidos en el listado presentado este viernes.

Este año sólo fueron "descertificados" Burma, Guatemala y Haití, aunque los dos últimos serán objeto de una dispensa por parte del gobierno, citando que mantener el apoyo a sus esfuerzos antidrogas es vital.

En el caso de Guatemala, Simons indicó que pese a la dispensa, las autoridades guatemaltecas tienen mucho trabajo por delante para atacar la extensa corrupción en la policía y el ejército, fomentada en gran medida por los cárteles de las drogas.

Cuestionado sobre si la "descertificación" de Guatemala podría tener un impacto en las negociaciones que Estados Unidos llevará a cabo para el establecimiento de un acuerdo de libre comercio con Centroamérica, el funcionario fue evasivo en su respuesta.

"Esperamos que Guatemala pueda cambiar antes que terminen las conversaciones", dijo Simons al apuntar que las acciones antidrogas del gobierno de Guatemala se deterioraron en forma sustancial en 2002, en particular con menores decomisos y consignación de acusados.

NTX