EXPECTACION EN LA ONU POR REPORTE DE BLIX AL CONSEJO SEGURIDAD

Naciones Unidas, 27 Ene.- El jefe de inspectores de la ONU en Irak, Hans Blix, presentará hoy un primer reporte amplio sobre el cumplimiento de Bagdad, ante un Consejo de Seguridad, en su mayoría contrario al interés de Washington por atacar.

El informe no es una evaluación definitiva, pero el tono de Blix será importante para orientar el debate entre los miembros del Consejo y para medir el espacio diplomático sobre el cual podrán descansar quienes se inclinan por la solución pacífica del proceso.

Algunos diplomáticos esperan que el informe tenga un lenguaje conciliador, que al tiempo que critique los obstáculos que Bagdad ha interpuesto para las inspecciones, señale la mejor cooperación y, lo más importante, la ausencia de armas de destrucción masiva.

Desde que reanudaron sus labores en noviembre pasado, los inspectores tuvieron acceso irrestricto, pero el inventario de los programas armamentistas que pidió el Consejo de Seguridad está incompleto.

Al tiempo que mantiene reticencias a que científicos iraquíes sean entrevistados por los expertos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y se opone a vuelos de reconocimiento de aviones U-2 en todo su territorio.

Una diplomática europea dijo que Blix está en el asiento más difícil, por un lado tiene la presión de Estados Unidos, cada vez más impaciente y que critica a Irak y a los inspectores, y por otro a países que piden se tome el tiempo necesario para hacer su trabajo.

"Es muy probable que Blix venga y nos pida más tiempo para poder hacer las inspecciones como se debe", añadió la fuente, que pidió no ser identificada por su nombre.

El reporte de este lunes responde al calendario fijado por la resolución 1441 del Consejo, que exige a Irak cumplir con su proceso de desarme o enfrente "serias consecuencias", una alusión diplomática a la amenaza de una ofensiva militar.

En informes preliminares, Blix y el director de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Mohammed El-Baradai, han pintado un panorama de cooperación mixta por parte de Irak y ambos insisten en que se requiere mucho más tiempo para cumplir su mandato.

Estados Unidos, junto con Reino Unido, continúa con un impresionante despliegue militar en la zona del Golfo Pérsico, y ha declarado estar en diposición de solucionar por la vía diplomática el problema.

Pero también afirma estar listo paraa actuar de manera unilateral si considera que Irak incumple y si el resto del Consejo se opone al uso de la fuerza militar.

"Para quienes preguntan por qué no dar más tiempo al proceso de inspecciones, yo les pregunto: ¨qué tanto tiempo más necesita Irak? No es una cuestión de tiempo, es asunto de decir la verdad", dijo este domingo en Davos, el secretario de Estado, Colin Powell.

Estados Unidos sostiene que Irak tiene armas de destrucción masiva, pero los inspectores de armas de la ONU no han hallado algo decisivo y Washington sigue sin dar a los inspectores la información de inteligencia que asegura tener, para apoyar su argumento.

En el seno del Consejo, Rusia, Francia y China -que junto con Estados Unidos y Reino Unido son miembros permanentes del órgano ejecutivo- se oponen a la prisa de Washington y además de pruebas concretas quieren que se dé más tiempo a Blix.

En los otros 10 miembros del Consejo, los no permanentes, hay también países -como Alemania, México y Siria- que privilegian la vía diplomática y piden dar más tiempo a los inspectores.

Los miembros del Consejo tienen previsto estudiar a detalle el reporte de Blix el próximo miércoles, después de que el martes por la noche el presidente estadunidense George W.

Bush rinda su informe a la nación, en el se espera aborde el tema iraquí.

NTX/RA/TPN