Bush Prepara la Guerra

 

EN su discurso de anoche, principalmente dirigido a preparar al país para la guerra, el Presidente Bush afirmó que la semana próxima va a presentar pruebas, a la ONU, de las armas ilegales de Saddam Hussein y Estados Unidos encabezará una campaña para desarmar al régimen iraquí si éste se niega a entregar sus arsenales. Dio por hecha la existencia de dichos arsenales, a pesar de la negativa iraquí de poseer armas biológicas, químicas y nucleares según Bush, Saddam no ha informado del paradero de unos 25 mil litros de toxina del botulismo, 500 toneladas de gas sarín, gas mostaza y agente neurotóxico VX, además de hasta 30 mil municiones capaces de portar armas químicas. Resalta de todo esto el mismo habitual afán de Bush por encontrar las armas que no encuentra y el mundo espera que no existan. Sin embargo, con claridad alarmante, el Presidente de EU ha insistido en que puede lanzar un ataque bélico por decisión unilateral, aun sin el apoyo de la ONU, y en su discurso recalcó: ``El rumbo de esta nación no depende de la decisión de otros".

Además de mostrarse proclive a la guerra y pedir al Consejo de Seguridad de la ONU reunirse el 5 de febrero próximo para escuchar de Colin Powell, secretario de Estado, información sobre los presuntos programas de armas iraquíes, Bush se fue hacia el tono entre melodramático y heroico, en un ``mensaje" para las fuerzas militares de Estados Unidos asignadas a la región del Golfo Pérsico: ``Muchos de ustedes están siendo concentrados dentro y en los alrededores de la zona y algunas horas cruciales podrían estar esperándolos. En esas horas, el éxito de nuestra causa depende de ustedes". Finalmente, afirmó: miles de funcionarios iraquíes trabajan escondiendo de la ONU documentos y materiales. En suma, guerra cada vez más inminente y mayor angustia entre la población estadunidense y la del resto del mundo.